lunes, 3 de junio de 2019

Reseña el largo viaje a un pequeño planeta iracundo





el largo viaje a un pequeño planeta iracundo
Becky Chambers
Traducción de Alexander Páez
Editorial Insólita
502 páginas
22 euros (precio aproximado)










Resumen:

     Rosemary Harper se une a la tripulación de la Peregrina, una vieja nave tuneladora, sin saber muy bien qué esperar de su primer trabajo. Aunque la nave ha visto tiempos mejores, le proporciona un pequeño lugar al que llamar hogar durante un tiempo, algo de aventura en los confines más alejados de la galaxia y, lo que es más importante para ella, la oportunidad de dejar atrás su pasado.

     Hasta que les ofrecen el trabajo de sus vidas: la oportunidad de construir un túnel hiperespacial a un lejano planeta. Si completan el encargo, ganarán el suficiente dinero para vivir sin preocupaciones durante años...Sin embargo, antes deberán sobrevivir a un largo viaje a través del espacio.

    Pero Rosemary no es la única a bordo con secretos que ocultar, y la tripulación pronto descubrirá que, aunque el espacio sea un lugar inabarcable, las naves espaciales son muy pequeñas.


Opinión

    Desde que se publicara en  enero del 2018 este libro ya llevaba unas cuantas reseñas que lo ponía por las nubes en cuanto a valoraciones y tenía muchas ganas de poder hacerme con él. Estuve un par de veces en la librería pero siempre se anteponía otro título antes de coger a Becky Chambers. Un día decidí que ya era hora de cogerlo y llevármelo a casa. Y menuda sorpresa me he llevado.


Al despertarse en la cápsula, recordó tres cosas. Primero:viajaba a trasvés del espacio. Segundo: estaba a punto de comenzar un nuevo trabajo, uno en el que no podía cagarla. Tercero: había sobornado a un funcionario para que le consiguiera documentación nueva. No era nada que no supiera, pero no era agradable despertar y recordarlo.


    Así empiezan las primeras lineas de esta Opera Prima de Chambers. Rosemary, la nueva empleada de Asbhy, propietario de la nave espacial tuneladora llamada Peregrina llega para formar filas con el resto de tripulantes. Descubrirá a una nueva familia, con sus más y sus menos, que van sobreviviendo en un trabajo un tanto peligroso y que sorprenderá, pese a las diferencias entre especies que se lleven tan bien.

    Para mi la experiencia de haber leído a Becky Charmbers ha sido la un viaje increíble. Es un mundo lleno de especies alienígenas donde la mayoría de ellas toleran a los que no son de su misma especie y respetan otras culturas y otras formas de ver el mundo. Se nota que la autora tiene un buen surtido de imaginación y buen juicio para plasmarlo, de forma coherente, todo dentro de un libro, para hacer las delicias a los amantes del género. Pero hay algo que he echado en falta y roza la parte del final de la historia. El relato está más centrado entre las relaciones de los personajes, las distintas especies con las que se topan en su viaje que en los toremi, la raza por la cual realizan ese viaje tan largo. Es desde luego, más en el viaje en lo que se centra la historia que en el desenlace final, que se hace de forma rápida y parece que sea lo que menos importa de la historia. Aunque si nos centramos en el título comprendo el motivo, porque ante todo es la experiencia del viaje lo que nos muestra la autora con su excelente narrativa.

    Tolerancia, relación entre especies, acción y un puñado de entrañables personajes que nos llevarán a un largo viaje peligroso y alejado de lo conocido. ¿Quién podría resistirse? :)


Sentados a salvo tras la ventana de su habitación, Ohan observaron el agujero negro. Haciendo un pequeño esfuerzo podían recordar cómo era la galaxia durante la infancia del huésped, antes de la infección. Plana. Vacua. En blanco. Una mente no tocada por el Susurrante se perdía muchísimo de la existencia. Sus compañeros alienígenas tenían mentes así. Ohan sentían lástima por ellos.


Mi valoración personal es de un 5 sobre 5. Recomiendo. Y sin duda le compraré la segunda parte que ya está traduciendo Alexander Páez.


AUTORA:

     Becky Chambers( California, 1985) Link