lunes, 18 de junio de 2018

Reseña La hija del fotógrafo





La hija del fotógrafo
Víctor Navajo
Editorial Caligrama Link
492 páginas
18 euros tapa blanda Amazon
3,79 euros versión ebook Amazon









Resumen:

     Sebastián, nacido en 1941, es un adolescente reflexivo y observador que descubre, con solo diez años, el poder de las palabras. Desde entonces, se esfuerza en aprender a usarlas adecuadamente con un solo objetivo: compensar su escasa valentía y fuerza física. Para ello, las colecciona en carpetas etiquetadas por sabores, sentimientos, colores, etcétera, logrando conseguir el respeto de sus compañeros del instituto.

«No tendré músculos pero tengo palabras», reflexiona tras su éxito.

     Amelia es la hija de un fotógrafo combatiente de la División Azul, hecho prisionero por los rusos en 1942, pocos meses después de que ella naciera en Berlín. Repatriado a España tras once años de cautiverio, recupera a su hija y ambos se establecen en Jarana, el pueblo de Sebastián. El joven se enamora de la muchacha y en su diario va describiendo las inquietudes y zozobras que ese sentimiento provoca en él, así como las entrañables relaciones con sus dos amigos, la vida del pueblo y los conflictos físicos y religiosos que le causa su incipiente sexualidad.
     Dos años más tarde Amelia se traslada a Madrid. Sebastián no soporta la separación e intenta localizarla, emprendiendo una serie de aventuras que somete a prueba su tenacidad e ingenio.


Opinión:
    
   Siempre es un placer encontrar una pequeña joya entre todos los libros que leo a lo largo de las semanas. Y es que este libro hasta hace un mes desconocía que existiera y me lleva a preguntarme cuantos libros son los que pasan desapercibidos en el panorama literario y que realmente son una maravilla. Me asombra encontrar tales tesoros y me da pena pensar que, tras esta reseña, siga igual de ignorado que hasta entonces, pero espero que algunos la leáis y descubráis a este magnífico escritor que se esconde tras La hija del fotógrafo.

      Ya sabéis que yo no hago reseñas malas que puedan perjudicar el trabajo de otra persona, simplemente lo que hago es no reseñarlas y ya está, no me gusta menospreciar el trabajo de un autor, aunque no sea bueno, porque lleva mucho esfuerzo el emprender una tarea tan titánica como es el escribir una novela. Cuando contactaron conmigo para enviarme un ejemplar del libro pensé en que no debía de ser muy bueno y debían darle un empujón con algunas reseñas. Mi sorpresa fue mayúscula al descubrir que este libro no es solo una maravilla, de esas que te dejan hipnotizada y no puedes parar de leer sino que es uno de esos libros que lo pones como uno de los mejores en las lecturas del año.

    Ha sido para mi un placer inmenso poder devorar sus páginas sin medida alguna, sin poder dejarlo en casa mientras salía a la calle porque su historia me tenía hipnotizada. Y es que no encuentro tantos libros que me produzcan tal sentimiento y cuando los encuentro me gusta saborear todo el momento que puedo estar con ellos y lanzarme a un torrente de sentimientos y sensaciones que me provoca el mero echo de leerlos.

   El libro nos transporta a la España de los años cincuenta y a la vida de un muchacho llamado Sebastián (el cual me ha robado el corazón) que nos va relatando su vida y sus descubrimientos a modo de diario personal. De como la llegada de una nueva familia a su pueblo, Jarana, desbarata todo su mundo y lo vuelve del revés, de como se enamora perdidamente de la nueva alumna del instituto. A través de sus ojos vemos los conflictos internos que tiene ante tales entrañables e inocentes sentimientos que se van cambiando con el paso de los años.

     Este libro es, ante todo, una historia de amor llena de obstáculos en un mundo de presión religiosa y social en un pequeño pueblo donde cualquier chisme puede convertirse en una llama destructiva.

    La hija del fotógrafo tiene una excelente, prosa una estructura sólida y unos personajes llenos de personalidad que van evolucionando a medida que leemos. Un excelente trabajo por parte de un autor apenas conocido y que merecer la pena observar sus futuros trabajos.

Mi valoración personal es de un 5 sobre 5. Excelente y recomiendo.



AUTOR:

Victor Navajo: Lector y escritor pertinaz desde los catorce años, Víctor Navajo ha sido por orden cronológico: agricultor, granjero, dependiente de una tienda de ultramarinos, camarero, operador de tricotosas, recortador de repuestos de goma, cabo escribiente del Ejército del Aire, cadete de la Academia General de Aviación, teniente profesor de vuelo en la Base Aérea de Matacán, miembro del equipo español de acrobacia aérea en los campeonatos del mundo de Moscú, capitán del Ejército del Aire, director de una fábrica de muebles, piloto de líneas aéreas, director y propietario de un colegio, ejecutivo de una compañía de video promocional, instructor de DC-8, instructor de DC-10, instructor y Jefe de Flota de DC-9, titulado en Gestión Empresarial, inventor (dos patentes), promotor de viviendas, propietario de una librería, cogerente de una empresa de vinos y fotógrafo digital diplomado. La hija del fotógrafo es su primera novela no destruida.