lunes, 12 de noviembre de 2018

Reseña La desaparición de Stephanie Mailer



La desaparición de Stephanie Mailer
Joel Dicker
Editorial Alfaguara
Traducción de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego
650 páginas
22,90 euros tapa blanda









Resumen:


     La noche del 30 de julio de 1994 la apacible población de Orphea, en los Hamptons, asiste a la gran apertura del festival de teatro. Pero el alcalde se retrasa... Mientras tanto, Samuel Paladin recorre las calles vacías buscando a su mujer, hasta hallar su cadáver ante la casa del alcalde. Dentro, toda la familia ha sido asesinada.

     Jesse Rosenberg y Derek Scott son los dos jóvenes policías de Nueva York que resuelven con éxito el caso, pero veinte años más tarde, en la ceremonia de despedida de la policía a Rosenberg, la periodista Stephanie Mailer lo afronta: pretende que Dereck y Jesse se equivocaron de asesino a pesar de que la prueba se hallara delante de sus ojos, y que ella posee información clave. Pero días después, desaparece.

     Así se inicia este colosal thriller que avanza en el pasado y el presente a ritmo vertiginoso, sumando tramas, personajes, sorpresas y vueltas de tuerca, sacudiendo e impulsando al lector sin freno posible hacia el inesperado e inolvidable desenlace.

Opinión:
   
     Mi hermana y yo no solemos tener los mismos gustos literarios y por lo general no nos pasamos muchos libros pero éste ha sido uno de ellos, y no solo eso sino que lo compramos entre las dos para ahorrarnos algo de dinero (para ser sinceros, la verdad).

    El libro me ha gustado, tiene una prosa ágil y correcta de leer  pero lo que más destacaría en la forma de escribir del autor son la proeza que tiene a la hora de crear personajes. Me parece una historia normal de investigación, sin muchas complicaciones pero sí que me gusta cómo es capaz de crear unos personajes tan reales otorgándoles personalidades tan dispares y con una historia detrás de ellos. Es para mi, un autor que aunque no destaque por sus historias de misterio sí que lo hace a la hora de profundizar en las personas que llevan la historia.

    Un punto negativo que le daría al libro sería que, si bien hasta la mitad del libro se hace amena su lectura sí que noto, al igual que otras de sus obras, la alargada innecesaria del libro, llegando incluso a resultar pesada su lectura al pasar su  meridiano. Pero, como es normal, aguantas seguir leyendo porque quieres saber como acaba.

   Mi valoración personal es de un 4 sobre 5 porque aunque me haya gustado mucho el libro sí que le quito un punto por esa metida de paja innecesaria que también encontré al leer otro de sus libros: La verdad sobre el caso Harry Quebert.

     ¿Recomiendo? Si, pero avisados estáis de que se os  hará un poco cuesta arriba pasada la mitad del libro.

   Por cierto, me encanta que  hayan puesto los nombres de los traductores en la tapa de fuera.

     

1 comentario: