lunes, 26 de noviembre de 2018

Hoja de datos: El emperador Goblin




El emperador Goblin
Katherine Addison
Traductor Juan Pascual Martinez
Editorial Alethé
600 páginas
23 euros (precio aproximado)








Resumen:


     Maia, el hijo menor y mitad goblin del emperador, ha pasado toda su vida en el exilio, lejos de la corte imperial y de las mortíferas intrigas que la envuelven. Sin embargo, cuando su padre y sus tres hermanos sucesores al trono mueren en un «accidente», no le queda más remedio que aceptar su cargo de único heredero legítimo. Carece por completo de formación en la política de la corte, además de no tener amigos ni consejeros, pero sí alberga la certeza de que quien quiera que asesinara a su padre y a sus hermanos podría intentarlo con él en cualquier momento. Rodeado de aduladores ansiosos por conseguir el favor del nuevo e ingenuo emperador, y abrumado por las responsabilidades de su nueva vida, Maia no puede confiar en nadie. En mitad del torbellino de tramas para deponerlo, ofertas de matrimonios concertados y el espectro de los conspiradores desconocidos que acechan en la sombra, debe adaptarse rápidamente a su vida como Emperador Goblin. Todo ese camino lo va recorriendo solo, a la búsqueda de al menos un amigo, y con la esperanza también de vivir una historia de amor, aunque siempre en guardia frente a los enemigos ocultos que lo amenazan, por miedo a perder el trono… o la vida.





miércoles, 21 de noviembre de 2018

Hoja de datos: El efecto Casandra



El efecto Casandra
Daniel Gonzalez
Editorial Wave Books (WaveGold)
378 páginas
14,25 euros tapa blanda Amazon
3,50 ebook Amazon










Resumen:


      Cuando el matrimonio Glev y Ziara, una pareja de afables —y algo excéntricos— extraterretres, regresaban de un viaje de negocios, no esperaban encontrarse con algo inusual: una nueva hija... humana además. Tras rescatar a la única superviviente de un transporte terrícola devastado por los temibles zargones, la pareja de amistosos voganos llevaron a la pequeña a su planeta para criarla como una más de sus hijos, pese a no saber mucho sobre su especie. Lo que tampoco sabían era que la bebé que llevaban en brazos, algún día cambiaría la Galaxia.Una Nyra adulta descubrirá un secreto que podría salvar millones de vidas y miles de sistemas, si tan solo consigue la quijotesca tarea de colocar nueve dispositivos en nueve puntos distintos de la Vía Láctea, cada uno con su propio y particular reto, y para ello contará con la ayuda de la Daga Imperial y su aguerrida tripulación de élite.


lunes, 12 de noviembre de 2018

Reseña La desaparición de Stephanie Mailer



La desaparición de Stephanie Mailer
Joel Dicker
Editorial Alfaguara
Traducción de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego
650 páginas
22,90 euros tapa blanda









Resumen:


     La noche del 30 de julio de 1994 la apacible población de Orphea, en los Hamptons, asiste a la gran apertura del festival de teatro. Pero el alcalde se retrasa... Mientras tanto, Samuel Paladin recorre las calles vacías buscando a su mujer, hasta hallar su cadáver ante la casa del alcalde. Dentro, toda la familia ha sido asesinada.

     Jesse Rosenberg y Derek Scott son los dos jóvenes policías de Nueva York que resuelven con éxito el caso, pero veinte años más tarde, en la ceremonia de despedida de la policía a Rosenberg, la periodista Stephanie Mailer lo afronta: pretende que Dereck y Jesse se equivocaron de asesino a pesar de que la prueba se hallara delante de sus ojos, y que ella posee información clave. Pero días después, desaparece.

     Así se inicia este colosal thriller que avanza en el pasado y el presente a ritmo vertiginoso, sumando tramas, personajes, sorpresas y vueltas de tuerca, sacudiendo e impulsando al lector sin freno posible hacia el inesperado e inolvidable desenlace.

Opinión:
   
     Mi hermana y yo no solemos tener los mismos gustos literarios y por lo general no nos pasamos muchos libros pero éste ha sido uno de ellos, y no solo eso sino que lo compramos entre las dos para ahorrarnos algo de dinero (para ser sinceros, la verdad).

    El libro me ha gustado, tiene una prosa ágil y correcta de leer  pero lo que más destacaría en la forma de escribir del autor son la proeza que tiene a la hora de crear personajes. Me parece una historia normal de investigación, sin muchas complicaciones pero sí que me gusta cómo es capaz de crear unos personajes tan reales otorgándoles personalidades tan dispares y con una historia detrás de ellos. Es para mi, un autor que aunque no destaque por sus historias de misterio sí que lo hace a la hora de profundizar en las personas que llevan la historia.

    Un punto negativo que le daría al libro sería que, si bien hasta la mitad del libro se hace amena su lectura sí que noto, al igual que otras de sus obras, la alargada innecesaria del libro, llegando incluso a resultar pesada su lectura al pasar su  meridiano. Pero, como es normal, aguantas seguir leyendo porque quieres saber como acaba.

   Mi valoración personal es de un 4 sobre 5 porque aunque me haya gustado mucho el libro sí que le quito un punto por esa metida de paja innecesaria que también encontré al leer otro de sus libros: La verdad sobre el caso Harry Quebert.

     ¿Recomiendo? Si, pero avisados estáis de que se os  hará un poco cuesta arriba pasada la mitad del libro.

   Por cierto, me encanta que  hayan puesto los nombres de los traductores en la tapa de fuera.

     

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Relato La casa de la playa (parte 7)

Tess intentó forzar sus ataduras mientras los dos hombres y la mujer llamada Hester discutían por ver qué iban a hace con Sebas, que en esos momentos comenzaba a despertar del suelo. No estaban contentos ninguno de ellos porque la mujer les había insinuado que debían acabar con Sebas y los hombres eran reticentes a cumplir las órdenes de Hester.
- Una cosa es darle una paliza para que aprenda donde está su lugar y otra muy distinta es acabar con uno de los nuestros.- exclamó uno de los hombres que miraba a Hester serio.

- ¿Me estas diciendo que no acatas mis órdenes?
- Te estoy diciendo que no vamos a matar a Sebas por un capricho tuyo. Todos sabemos que estas enfadada con él desde que te dejó plantada y no vamos a matarlo por mucho que quieras.

- Ya lo hago yo- dijo acercándose a Sebas.
- Ah, no. Ni hablar.- el hombre la agarró por un brazo y su compañero hizo lo mismo con el otro.- mata a la mujer si quieres pero a Sebas no.
- Malditos- dijo malhumorada forcejeando para que la dejaran de agarrar.
- Te soltamos si prometes no hacer nada a Sebas.
- De acuerdo- dijo resignada. Los dos hombres la soltaron y ésta se alejó de Sebas que ya se estaba despertando.- me comeré a la chica.
- Haz lo que quieras con ella.
   Tess gritó cuanto pudo pero sabía que era una tontería. Nadie le escucharía porque la casa estaba algo apartada del resto de la urbanización. Hester se acercó a ella mientras se transformaba en un jaguar.
- ¿No os podéis transformar en algún animalillo simpático?- dijo ironizando el momento mientras seguía intentando soltar sus ataduras.
- No podría comerte- sonrió uno de los hombres que ayudaba a Sebas a incorporarse.
- Alto!- exclamó Sebas enfocando la vista hacia Tess sentada en una silla mientras se acercaba un jaguar hacia ella.
       Hester rugió y giro la cabeza enfadada pero no hizo caso a Sebas y volvió sus ojos hacia su víctima momento que hizo que Sebas se transformara en pantera y saliera corriendo sobre sus cuatro patas  para colocarse entre ambas.
- Déjala, no vale la pena.- exclamó uno de los hombres que no se había ni movido del sitio
    Los dos felinos se miraron altivos y desafiantes. Ninguno de los dos parecía tener intención de recular y ambos rugieron enseñando los colmillos e intentando intimidar al otro. Sebas sabía que Hester era muy peligrosa por eso se mantenía a una distancia prudencial tocando con su cuartos traseros las piernas de Tess. Hester lanzó unas de sus garras hacia la cara de la pantera pero ésta las esquivó sin problemas.
- ¡¿Os habéis vuelto todos locos?!- gritó una desconocida en la entrada de la casa.
    Todos se giraron sorprendidos.
- ¿ Tía?- gritó Tess con lágrimas en los ojos. - 
- ¿Qué está pasando aquí?
- Sal corriendo tía.- Tess volvió a mover las manos entre las cuerdas y una de éstas de aflojó y pudo desatarse de un lado alzando la mano para ahuyentar a su tía. Estaba en peligro.
- Sólo queríamos asustarla- se adelantó uno de los hombres para tratar de aclarar la situación.
- ¿Desde cuando hay que asustar a la gente, Darío?
    Tess se quedó estupefacta al darse cuenta de que su tía parecía conocerlos a todos.