jueves, 9 de noviembre de 2017

Reseña Sueños de piedra






Sueños de piedra
Iria G. Parente
Selene M. Pascual
Nocturna Ediciones
573 páginas
16,50 euros









 Resumen:

    La historia transcurre en Marabilia, en concreto en la ciudad de Silfos. Una joven prostituta, llamada Lynne, harta de las vejaciones diarias de su profesión decide acabar con esa vida y huye de la ciudad. Durante el camino conoce a Arthmael, un joven príncipe que ve peligrar su corona a manos de un hermanastro con mayor capacidad para llevar el reino. Ambos protagonistas, junto a un aprendiz de mago irán en busca de sus propias aspiraciones para conseguir lo que más desean en la vida.

Opinión

     La historia que estas dos jóvenes escritoras me ha sorprendido gratamente. No sabía realmente lo que me iba a encontrar con ellas porque es la primera vez que leo uno de sus libros, y siendo literatura juvenil tampoco tenía muy claro si me iba a gustar.
     Me ha gustado la historia porque es el crecimiento personal de unos personajes que luchan por hacerse una vida mejor en el reino en el que viven. Son los derroteros de un príncipe, una prostituta y un mago, algo poco común en los libros juveniles. La parte más interesante, a mi parecer son los pensamientos de Lynne, la prostituta, que habla de la vida que ha llevado hasta entonces, de sus padecimientos.  Y la relación que se va creando entre los tres personajes a medida que van viajando también es muy interesante además de divertida. Tiene, pues, el libro un buen desarrollo de personajes creíbles y bien llevados en una historia entretenida y llena de aventuras. Eso si, me ha parecido que había momentos en que se extendían demasiado y había pasajes que me han parecido algo tediosos 
    Está escrita en primera persona por Lynne y Arthmael, que se va intercalando por capítulos con el nombre de ellos.
   No me voy a extender mucho en esta reseña porque ya hay infinidad de ellas en la red y seguro que mucho más explícitas que la mía. Sí que quería hacerla porque ha sido la última lectura que he tenido y ha sido un lectura divertida, fresca y adictiva (casi siempre).
     Mi valoración personal es de un 4 sobre 5.