lunes, 30 de octubre de 2017

Reseña La guerra de Calibán




La guerra de Calibán
James S.A. Corey
Nova Editorial Twitter Nova
Traducción  David Tejera Expósito
Galeradas revisadas por Antonio Torrubia
636 páginas
21,50 euros









Resumen:

    No estamos solos. En Ganímedes, asolada por la guerra y fuente de recursos de los planetas exteriores, una marine de Marte asiste a la aniquilación de su pelotón  a manos de un supersoldado monstruoso. En la Tierra, una política de alto rango hace todo lo posible por evitar que vuelva a estallar una guerra interplanetaria. Y en Venus, una protomolécula alienígena se ha hecho con el planeta y desencadenado una serie de cambios misteriosos y muy significativos que amenazan con extenderse por el Sistema Solar.
     En las profundidades del espacio, James Holder y la tripulación de la Rocinante, han mantenido la paz en  nombre de la Alianza de Planetas Exteriores. Cuando aceptan ayudar a un científico a buscar a su hija desaparecida en Ganímedes, el futuro de la humanidad pasa a depender de que una sola nave consiga evitar una invasión alienígena que tal vez ya haya comenzado.  


Opinión:

     Este es un libro por el que he estado esperando ansiosa a que lo sacara la editorial y compré la misma semana que salió a la venta.  Es la segunda parte de El despertar del Leviatán. Si la primera parte ya me enamoró esta segunda entrega no me ha decepcionado en absoluto.
   He disfrutado muchísimo leyendo esta segunda parte, tanto, que a medida que iba leyendo me daba cuenta de que lo estaba terminando por lo que he estado leyendo con calma y sin prisas porque no quería que se me terminara.  Esta reseña resulta para mi un placer hacerla porque me gustaría compartir con vosotros cuanto me ha gustado. He vuelto a disfrutar de sus aventuras con James Holder, Amos, Alex y Naomi. Sorpresa al encontrar otros nuevos y con los cuales he disfrutado también un montón.  Y no sólo leía el libro sino que mientras lo hacía lo intercalaba con la segunda parte de la serie The Expanse para empaparme aun más en la historia. Ha sido una experiencia única. Conocer a la Artillera Draper o a botánico Prax, otras dos grandes incorporaciones a la historia y descubrir, al fin, a Avasarala. Cada capitulo va saltando de personaje así vemos la forma en que ve cada uno de ellos las situaciones por las que van pasando. Y es una forma excelente de ahondar en cada uno de los protagonistas porque creas una visión propia de cada personaje y eso hace que se profundice más en ellos.
     La historia sigue por los mismos derroteros que la anterior, las aventuras y desventuras de una tripulación algo dispar a bordo de la Rocinante. He tenido algo de problemas cuando veía y leía al mismo tiempo porque me liaba un poco y porque hay cosas que salen en la serie pero que en el libro no, pero es un buen complemento.

Fragmento:

  ''-Vale- respondió- pero me gustaría que me avisaras antes de ponerte. Cuando no tengo café me pongo gruñón.
   Amos sonrió y se volvió a colocar la protección  en la cabeza, casi calva.
- Bueno, capi, en eso sí que puedo ayudarte- dijo mientras extendía hacia atrás la mano para coger un termo de metal enorme de la mesa.-He preparado suministros de emergencia antes de desconectar la cocina.
- Amos, tengo que pedirte perdón por todas las cosas feas que estaba pensando sobre ti.
    Amos hizo un gesto de desdén con la mano y volvió al trabajo.''


     Me he divertido un montón con la relación de los componentes de la Rocinante.

 
    Por otro lado seguimos con los problemas que se ha creado a raíz de la protomolécula y las disputas entre la APE, la ONU y los marcianos que han aumentado por su causa.
     Es, La guerra de Caliban, una digna sucesora a El despertar del Levitarán y me reconozco fan incondicional de la serie  y los libros y estoy deseando leer la tercera parte.
    Mi valoración personal es de 5 sobre 5. Pero como digo siempre igual a otra persona no le ha gustado tanto como a mi y por eso pongo valoración personal. Yo me he mordido las uñas, he tenido el corazón en vilo, he pasado miedo, y me he reído con el libro y para mí es más que suficiente para darle una valoración alta al libro. No tiene una prosa muy elaborada pero los personajes son sublimes y  para mi es un gran libro que merece la pena leer. Es, sin lugar a dudas, mi segunda mejor lectura de todo el año. (La primera se la sigo dando a La quinta estación). ;)