domingo, 27 de agosto de 2017

Diario personal: Camping Vendrell-Platja

     Esta año nuestro lugar escogido para pasar una semana de vacaciones en agosto fue Vendrell Platja. Y es que el año pasado ya estuvimos pasando un par de días allí con una tienda de campaña para ver como estaba el lugar. Nos gustó tanto que este año decidimos pasar allí una semana en un bungalow.
     En febrero hicimos la reserva porque ya sabemos que es imposible hacerla más tarde. Los campings de la costa se llenan siempre y es casi imposible encontrar sitio si no es con una reserva con meses de antelación.

     El bungalow fue el más barato que tenían y aún así el precio no es que fuera barato. Los bungalow Standard de 4 a 6 personas. Hay que reconocer que pese a que el bungalow sea de 6 personas es bastante pequeño, sobretodo en lo referente al lavabo. Yo solía ir al público a ducharme porque además de ser pequeño  tenía una cortina de baño que dejaba mucho  que desear (me daba bastante asco, al verdad) de color marrón y sucia, yo les hubiera puesto una mampara de plástico, más higiénico y hubiera dado la sensación de más espacioso. No obstante después del tercer día ya te da igual (lo bueno de que fuera pequeño es que cuando llegué a casa y vi el mio pensé lo grande que era, y eso que también es bastante pequeño, jeje)

     

     Los bungalows están dispuestos como si fuera una calle, toda llena de césped y es un entorno ideal para que los niños disfrutes fuera jugando sin temor a los coches. Y tienen barbacoas (básicas, de tres patas) Nosotros hicimos bastantes barbacoas porque nos gustan mucho y mientras se hacía la comida podíamos aprovechar para el tomar el picoteo mientras meneabamos las brasas con una copita de vino (anotación:  hay una buena vinacoteca en el pueblo). Lo malo de la cocina de dentro es que no hay despensa para dejar todas las compras y los fogones que tiene no están integrados con la encimera y son algo rudimentarios: dos fogones que no tienen mucha potencia y que van con una bombona de butano.
     Tienes bastantes supermercados por la zona por lo que la comida no tienes porqué comprarla en el super del camping (que no es muy grande pero que para el pan y emergencias no está mal). Anotación: la baguette son 0,85 y una un poco más decente es 1,35 que serían la ibérica o la mediterránea. También podrás encontrar una librería con revistas y los periódicos de varios países además de objetos para la playa ( no apto para todos los bolsillos) que abre a las 9.
    Lo bueno de éste camping es que está muy cerca de una playa  andando es un minuto, y sólo hay que pasar una carretera bastante estrecha donde los coches van bastante despacio. Tienes una playa muy larga y grande donde podrás dar infinidad de paseos, y es plana por lo que cuando te adentres en sus aguas apenas cubre en la orilla. La piscina del camping tampoco está mal, no es que sea muy grande pero tiene toboganes y bastanes hamacas además de cesped porque si no llegas a pillar hamacas, que es lo más normal. Su horario es de 10 a 20h, creo.
    Dentro del camping también hacen muchas actividades que están puestas en su página de facebook y que abarcan varias edades, así que desde los más pequeños a los más grandes estarán entretenidos.
    Una de las cosas que más nos gustó fue ir a la playa por la noche con las sillas plegables y contemplar las estrellas y el mar de noche. Es una sensación muy agradable escuchar el mar mientras te llega el airecillo salobre y tienes los pies descalzos sobre la fría arena.
    Una excursión que puedes hacer es ir con el trenecito (para en el camping) hasta Comarruga y pasar allí la tarde paseando por la zona de la playa. El tren son 2 euros ida y 2 de vuelta. Es curioso de hacer.
  
    Mi recomendación de este camping es de un 8 sobre 10.

    


Para más info tenéis aquí la web del camping: https://vendrellplatja.es/